Yoga de principio a fin del embarazo

Además de ser una excelente opción para ejercitarte desde las primeras semanas de embarazo y mantener tu cuerpo en armonía con los cambios que se presentan semana a semana, la yoga te ayuda a aprender a respirar, relajarte, mejorar la elasticidad, fuerza y resistencia al tonificar tus músculos. Además, según varios estudios realizados, también reduce la depresión, ya que por medio de la relajación se mejora en flujo de oxígeno.

El ejercitar la respiración y preparar tus músculos para la recta final del embarazo te ayudará a lograr una mejor experiencia al momento del parto, haciéndolo menos doloroso. Además, practicar yoga te puede ayudar a aliviar problemas de espalda, muy comunes por el peso que se va ganando, mejorar la musculatura pélvica, mejorar la circulación sanguínea, disminuir la retención de líquidos y reducir el riesgo de incontinencia urinaria.

Practicar yoga durante el embarazo te ayuda a ser más consciente de los cambios que tu cuerpo está experimentando y comprenderlos para vivirlos en plenitud y sin miedos, es decir, esperar a tu bebé de manera feliz y relajada, creando un vínculo totalmente saludable con tu pequeño. Con cada “asana” podrás liberar la tensión y emociones reprimidas, por lo que el estrés se irá.

Tu cuerpo entenderá el nuevo proceso y con cada movimiento lograrás tener memoria corporal, la cual te ayudará al momento del parto a que tu cuerpo sepa que hacer de manera instintiva para un parto relajado y en calma.

Author: Adriana

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>