Embarazo activo… ¡Haz del ejercicio tu mejor aliado!

Practicar algún tipo de ejercicio durante el embarazo no sólo ayuda a evitar aumentar de peso en exceso, además, mejora la condición cardiovascular y muscular, reduce el insomnio, el estrés y la depresión, evita las molestias digestivas, el estreñimiento y hemorroides, prepara al cuerpo para la llegada del bebé y garantiza un menor tiempo de recuperación tras el parto, además de regresar a tu peso más fácil y rápidamente, te mantiene más activa y con más energía para todo el día. Es una fabulosa forma de evitar la retención de líquidos y por lo mismo menos pies hinchados, además de que ayuda contra los comunes dolores de espalda y dolores de cabeza o migrañas.

Por otro lado, la actividad física previene la diabetes gestacional, porque incrementa la sensibilidad a la insulina, mejora el control de la glucosa, evitando la ganancia excesiva de peso, e incluso disminuye la incidencia de preeclampsia, ya que el ejercicio ayuda a controlar la presión arterial.

Además, según un reciente estudio realizado en la Universidad de Arkansas en Estados Unidos, con la práctica de ejercicio frecuente, el bebé también se ve beneficiado, ya que le ayuda a prevenir la obesidad y mejorar el funcionamiento de su corazón, haciéndolo más sano y resistente, beneficio que perdura después del nacimiento.

Author: Adriana

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>