Recupera tu peso después del parto

Después del nacimiento del bebé, llega el momento de perder los kilos ganados durante el embarazo. Aunque la nueva rutina de vida te dará poco tiempo para concentrarte en bajar de peso, hay algunos hábitos que te pueden ayudar a lograr el objetivo.

Los nutriólogos recomiendan hacer al menos cinco comidas al día, es decir, tres fuertes y dos colaciones, lo más recomendable es que tus platos sean balanceados  que contengan verdura y frutas. Busca snaks que satisfagan tu hambre sin aportar calorías vacías, por ejemplo un yogur o una manzana. Recuerda que hasta que el doctor te lo indique, no puedes hacer una dieta rigurosa, ya que necesitas nutrientes para seguir amamantando.

La falta de sueño es uno de los detonantes del hambre, y seguramente con la alimentación continua del bebé no dormirás lo suficiente, así que trata de aprovechar los momentos en los que el bebé toma su siesta para descansar un poco.

Estar bien hidratada es otro punto importante, ya que el 88% de la leche materna es agua  y debes compensar la pérdida de líquido vital. Recuerda que a veces la deshidratación se confunde con hambre, por lo que mucha gente recurre a la comida sin darse cuenta que sólo con agua podía solucionar el problema. Además, beber agua es muy funcional para el organismo ya que nos ayuda a deshacer toxinas, a limpiar los desechos celulares y a mejorar la digestión, y este proceso ayuda a bajar esos kilos de más.

Amamantar ayuda a perder peso, porque la producción de leche requiere utilizar las reservas de grasas almacenadas durante el embarazo; por lo anterior, los especialistas de la salud no recomiendan hacer una dieta rigurosa, ya que necesitas esa grasita para seguir dando pecho a tu bebé. Una vez que la lactancia acaba, es cuando puedes elegir un régimen alimenticio específico para bajar de peso, pero mientras tanto lleva una dieta saludable.

La actividad física también es importante para perder peso, aunque debes iniciar con ejercicio de bajo impacto como caminar. Posterior a la cuarentena podrás realizar rutinas de ejercicios que te ayuden a estirar los músculos, a mejorar tu circulación e iniciar el fortalecimiento del abdomen y suelo pélvico. Tu ginecólogo te dirá cuando es el momento óptimo para iniciar rutinas más fuertes de ejercicio.

Author: Adriana

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>