Bruxismo: Rechinamiento dentario

bruxismo
El bruxismo es el hábito de apretar y rechinar entre sí los dientes de forma conciente o inconciente.
En la mayoría de los casos, el bruxismo se produce por desarmonías entre las piezas dentarias y el estrés. Es muy frecuente que el ritmo de vida actual produzca desadaptaciones a los continuos cambios originando estrés con sus conocidos síntomas: irritación, nerviosismo, ansiedad, contracturas cervicales, dolor de cabeza persistente, de poca intensidad, pero permanente y muy molesto.
Generalmente se oprimen ambos maxilares durante el sueño, en forma inconciente e involuntaria debido a una hiperactividad de los músculos que intervienen en la masticación, maseteros y temporales principalmente, lo que ocasiona contacto entre la piezas dentales y en consecuencia desgaste.

¿Cuáles pueden ser las complicaciones?

Como consecuencia de la pérdida de tejido dentario, los músculos que intervienen en la masticación comienzan a trabajar a una distancia distinta de aquella que genéticamente están preparados para hacerlo. El resultado es una dolorosa contractura muscular en la cara y en la zona de la articulación, delante de los oídos. Incluso hay pacientes que relatan dolor al peinarse, porque los musculos de la parte superior de la cabeza también pueden estar contracturados. Este tipo de patología se conoce como disfunción témporo mandibular y es producto del bruxismo. Además de generar desgaste y deterioro dental puede producir enfermedades en las encías, como hemorragia o retracción de las mismas.

 

Author: FCV

Share This Post On
468 ad

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *


You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>